Caballos Árabes

El caballo de raza árabe es una de las razas mas reconocidas a nivel mundial.  Gracias a su característica cabeza y su cola siempre erguida . Su inteligencia,  su espectacular resistencia y su robusto carácter lo hacen diferenciarse respecto a las demás.

venta de caballos arabes
Raza Arabe

Características: Caballos pura sangre Árabe

Empezando por la cabeza el caballo árabe es bastante fácil de distinguir, puesto que esta es pequeña, con unas fosas nasales bastante grandes y orejas también pequeñas y separadas. En general sus formas son bastante estilizadas y armónicas.

La raza árabe tiene un distintivo muy interesante en su columna vertebral, y es que no tienen la última vertebra que suelen tener los caballos. Por tal razón, al trotar o al galopar alzan su cola, dándole un aspecto muy característico de los PRA.  Esto también lo hace ser mas compacto y aguantar jinetes más pesados.

Un caballo árabe suele medir entre 143 y 153 centímetros a la cruz. Aunque algunas personas en su afán de tener un ejemplares de esta raza más altos, han conseguido que lleguen a la altura de 165 cm mezclándolos entre linajes.

Sus pelajes más comunes pueden ser tordo, alazán o castaño, aunque también es muy común encontrar Pura sangre árabe de color negro. Siendo muy común las manchas blancas al final de sus extremidades y entorno a su cabeza.

Imágenes de Caballos Árabes

Estas son algunas de las fotos más bonitas y elegantes de esta raza de equino que hemos encontrado.

Historia de la raza

Los caballos árabes o PRA  son considerados una raza milenaria. Es una de las razas mas antiguas del planeta, ya que hay evidencias de que existían hace 4.500 años. Se hallaron restos arqueológicos de caballos muy parecidos a la morfología actual del caballo árabe.

Durante la historia estos caballos han ido expandiéndose fuera de su territorio natal y han ido extendiéndose por otras regiones. Se dice que cualquier caballo hoy en día contiene lineas árabes, puesto que se esparcieron alrededor del mundo gracias al comercio, las guerras y conquistas al rededor de los territorios por los musulmanes.

También fueron muy utilizados para aportar  a otras razas características como velocidad, resistencia, refinamiento y estructura ósea. Hoy en día esta raza se utiliza mucho en carreras de alta resistencia, pero podemos encontrarlos en cualquier tipo de competición hípica.

Se dice que en la península arábiga, los beduinos ya montaban estos caballos por su gran resistencia, inteligencia y velocidad. Por ello se les conoce como el Rey del desierto. Los beduinos fueron los primeros que perfeccionaron la raza a través del linaje. También se dice que estos nómadas tenían tanto aprecio a estos animales que dormían con ellos en sus tiendas, haciendo que los caballos estuvieran más predispuestos a la doma por parte de los humanos.

Vídeo de Caballos Árabes

Carácter

La relación que han tenido con los beduinos a lo largo de la historia ha forjado el carácter inteligente y afable de este tipo de caballos.  Tienen una gran sensibilidad que permiten la perfecta simbiosis y comunicación con sus jinetes. La inteligencia les hace aprender malos hábitos con la misma rapidez que aprenden los buenos y vertiginosamente pueden perder la confianza en su jinete si este tiene practicas abusivas o técnicas de entrenamiento ineptas.

Los caballos árabes son unas de las pocas razas permitidas en los eventos de la United States Equestrian Federation donde permite montar a menores en competiciones.

Cuidados del caballo árabe

Los cuidados de estos caballos empieza en la gestación del protrillo. La madre debe estar exenta de estrés y esfuerzo durante el embarazo estando en las mejores condiciones de alimentación posibles.

Unos de los aspectos a tener en cuenta sobre estos caballos es que tengan suficiente espacio vital donde pueda estar acomodado para evitar su estrés y posibles auto lesiones.

La cantidad recomendada de revisiones veterinarias son bianuales para el cuidado de esta raza, complementándolo con una revisión buco dental del equino, que también son de vital importancia.

La alimentación

La alimentación de los caballos árabes debe ser en pequeñas cantidades durante el día llegando incluso a invertir en estado salvaje un promedio de 15 horas al día a su alimentación. Esto cambia drásticamente cuando el caballo está en estado de cautividad. Por ello lo ideal será que el caballo se alimente de 3 a 4 veces al día para que su sistema digestivo funcione correctamente.

Contando que un caballo PRA “Pura Sangre Árabe” ronda los 450 kg, con un ejercicio físico medio debe comer un total de unos 11 kg al día, unos 5 kg de pienso y 6 kg de forraje. Por supuesto es importante ofrecerle piedra de sal para que obtenga calcio, minerales y vitaminas.

La venta de Caballos Árabes

Como ya es sabido los caballos de raza árabe son muy cotizados por su pureza en el linaje y sus características inmejorables, tanto para raid como para velocidad. Uno de los más cotizados son lo sementales de pura sangre árabe.

La venta y el precio de estos ejemplares pueden rondar desde los 3.000 € hasta los 15.000 dependiendo de su procedencia y estirpe. Normalmente los caballos árabes nunca son baratos.